martes, enero 22, 2008

Autoplagio

(Rescatado, liberado de un cajón... de hace, por lo menos ocho años ya, sin editar...)

Siento cerca la lejanía.
El mundo es tan pequeño de repente,
que me ahoga,
que consume todo mi oxígeno,
y el cielo lo siento cada vez más cerca.

Noto como el calor corre por mis venas
y como el sudor frío se apodera de mis manos,
como se me cierran los ojos de rabia
y se encoge mi cuerpo...
de miedo.

Me paralizo.

Las miradas me comen. Me miran. Me controlan.
El odio me invade, se apodera de mí.

Desconecto.

Soy una pluma que sube al cielo.
Vuelo entre nubes, entre los pájaros,
y la lluvia me moja. Pero no me molesta
Es placentera.

Una luz me ciega
sin dañarme me dirige en mi camino.

Vida de recuerdos
futuro de emociones
hoguera de observadores.

La húmeda hierba se pierde entre mis pies descalzos
y bailo bajo la lluna llena
al son de la música de la eternidad.

Las estrellas me acompañan
y soy una lágrima.

Etiquetas: ,

0 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home