jueves, enero 24, 2008

Intensivo de cocina

Llevo toda la semana pululando entre cocineros, que no entre fogones. Desde que yo soy la única que me pongo horarios en mis días de ociosidad, me puedo permitir lujos como el de asistir a Madrid Fusión (dicen que es el congreso internacional de gastronomía más importante del mundo).

S. me ha preguntado hoy, sorprendido (intuyo) si voy a trabajar. No. Voy por placer. Así, a primera vista, puede sonar un poco friki que pase más de 14 horas al día entre cocineros. Lo es, pero como todo, tiene una explicación.

Mi tío es cocinero (pero no voy a revelar su nombre). Desde pequeña he estado rodeada de gente que sabe apreciar la buena cocina. Así que algo se me ha pegado. Y sí, me gusta que me cocinen, pero también me gusta cocinar.

Total, que hoy es mi segundo día intensivo de cocina (mañana termina para alegría de algunos. Yo me quedaré con más ganas, seguro). He visto cosas buenas y malas (no quiero ahondar, pero para que os hagáis una idea: la acreditación cuesta 590 euracos –que yo no he pagado, por supuesto. me negaba rotundamente–; cada metro cuadrado de stand, dicen, cuesta 3.000 euros; cada ponencia está patrocinada por una marca distinta –hay más de diez al día–, además de los patrocinadores oficiales del evento... y los cocineros, que algunos dan más de dos charlas –con el trabajo de semanas y dinero que supone preparar una ponencia–... no ven un miserable céntimo). Por eso, prefiero contaros las cosas buenas.

He visto una ponencia de Ferran Adrià (considerado el mejor cocinero del mundo de la actuliadad): técnicas y nombres para mí desconocidos que luego he visto repetir a uno detrás de otro. Simplemente increíble y sé que no lo ha dado todo. He comido con Heston Blumenthal (navegad un poco, no lo voy a dar todo hecho). He conocido a Hasier Etxeberria (gran escritor vasco. Desgraciadamente, al escribir en euskera, apenas hay información en castellano sobre él), que junto con David de Jorge (muy grande trambién) han aprovechado una ponencia entorno a los blogs gastronómicos para poner en su sitio a más de un cerdo que nunca saldrá del armario y para presentar recetania (muy práctico, por cierto). No os perdáis su siguiente post que, si ha sido como su manifiesto de hoy, no os dejará indiferentes (sólo os adelanto que he llorado de risa y comparto hasta la última coma de lo que han reivindicado).

Total, (que son las tres de la mañana, y ya no puedo hilar) que estoy aprendiendo, viendo, escuchando, observando, entendiendo, asintiendo, criticando (algo de criterio tengo)... muchísimo. Comiendo no tanto. Estos congresos es lo que tienen.

Se avecinan cambios en mi vida... prometo que pronto me volveré a descalzar en la hierba y divagaré sobre melodías, espirales, nómadas, pies desnudos, entes y demás...

Necesitaba descargar. Gracias.

Etiquetas: ,

2 Comments:

Anonymous iscariot said...

ya decía yo que lo de la tortilla de patatas tenía que ser por algo... :)
aprovecha el tiempo con cosas que te gusten... nunca se sabe...
muxus...

24 ene. 2008 10:20:00  
Blogger caramelosdemora said...

He disfrutado muchísimo... Llevo toda la semana en tensión (durmiendo un par de horas porque los nervios no me dejaban más), pero absorviendo información como la que más.
Hoy he cenado en casa de Paco Morales, en el hotel Hospes de Madrid. He oído y leído mucho (los críticos le están dando caña) pero hemos cenado de lujo. Muy bien. Vuelven a ser la tres de la mañana y mañana es mi primer día de trabajo...
Menos mal que es viernes...

25 ene. 2008 3:15:00  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home