domingo, junio 03, 2007

Sumergiendome en tinta de calamar

Estoy sumergiéndome en tinta de calamar. No sé si sólo me cubre los tobillos, o ha llegado ya hasta las rodillas o la cintura. Sé que estoy a tiempo de retroceder, pero es como si el cefalópodo me hubiese sujetado con uno de sus tentáculos con todas sus fuerzas y no estuviese dispuesto a soltarme nunca. Ahora mismo soy su presa. Soy consciente de que no está todo perdido, pero me cuesta decidir si me dejo sumergir para siempre en la oscuridad o empiezo a correr contra marea para salir de aquí definitivamente y que esto se convierta en una anécdota más.

No me he cansado de decir que no me gusta el cariz que está tomando esto. Veo pasar a mi lado a los demás; y yo sigo peleándome con el calamar. Si me voy con él; o lo dejo para siempre. Me cuesta decidirme. ¡Es tan simple e indoloro lo que me ofrece él!

¡Que suceda todo tan rodado como esta noche! Cuando una acción tenía sentido detrás de la anterior…

Está claro que tengo que hacer algo, pero realmente no sé qué. No sé donde están las respuestas y no me quiero quedar mirando a los ojos al calamar hasta que sea demasiado tarde. Pero me he retorcido tanto hasta ahora que apenas tengo fuerza para deshacerme de él.
Empieza a subir la marea…

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger Ana said...

De dónde sacas esto Niña, que refleja tan bien mi existencia? No me extraña que lo plagies, me uno a ti si al autor no le importa.
Un besazo.
Ana

9 sept. 2008 22:55:00  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home