viernes, agosto 10, 2007

El dia después –sintiendo otra vez esa sensacion–

SUÉLTATE la melena y ponte a BAILAR. Es lo que te APETECE. LLORA y expresa lo que llevas dentro, que te pudre; llora, como asintiendo, como reconociendo que estas escuchando letras en las que te reconoces, en las que reconoces su dolor como el suyo. CANTA, hasta que te quedes sin voz. Que toda tu alma salga en cada grito que metes. No tengas ESPERANZA; sabes cuales son tus límites. Tienes suerte para ciertas cosas –cada vez menos, es verdad- pero no para el AMOR –tu haces daño, ellos te dañan-.

SIENTE, PIENSA ¿qué quieres hacer en tu vida? ¿qué es lo que más desearías hacer?
Haz caso a tu INTUICIÓN. Sabes cuando sí y cuando no. Pero síguela. Ayer te tenías que ir. Querías llorar porque sabías que te tenias que ir, pero te querías quedar y te quedaste –cómo te quedaste-.


EXPULSA. ¿Vienes conmigo a la playa a emborracharte –de felicidad-?
No dejes de hacer nada que sientas. SIENTE. EXPRESA. TRANSMITE. No dejes que las paredes se hagan más fuertes que tú. No dejes que las cuerdas te aprieten. Busca tu lugar. Sé feliz. No pares hasta encontrar la felicidad.
¿Qué echas de menos? ¿qué quieres hacer? Acéptate. Pon sentimiento en todo lo que hagas.

Etiquetas: , ,

0 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home