miércoles, agosto 15, 2007

Ni rastro

00.00 Bulervard de Donosti. Semana Grande. Acompaño a I. a su moto y después de despedinos, giro la calle y entro al Bulervard. Me doy cuenta de que unos 50 encapuchados vienen hacia mi corriendo. Los miro asombrada y me meto a la primera cafeteria que encuentro a mi paso.
Veo que se dirigen hacia un autobús que está justo donde acabo de dejar a I. Han pasado como mucho dos minutos y estoy segura de que no le ha dado ni tiempo de arrancar. Echan unos cuantos cócteles molotov y el bus empieza a arder. Los encapuchados desaparecen. No hay ni rastro de la policía.
Llamo a I. ¿Te ha pillado? Arrancando la moto, pero la he dejado ahí y he salido corriendo. Cuelgo.
Me doy la vuelta y veo a los encapuchados otra vez. Ahora, echan más cócteles molotov a la carretera, alguno cae cerca de la puerta de la cafetería, donde estoy. La gente grita mientras entra hacia dentro. La calle está repleta de gente.
Toda la carretera está en llamas. Un rato más tarde aparecen los bomberos y apagan el autobús, que luego el mismo chófer ha podido conducir a cocheras.
Y entonces han aparecido los antidisturbios. Han venido en dos o tres furgonetas y han salido a la calle. Ya no había ni rastro de los encapuchados.

Hoy iba a contar otra cosa... pero no me puedo quitar esta imagen de la cabeza

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home